Un concurso literario para niñas que serán hackers

Un concurso literario para niñas que serán hackers 4Hoy voy a dar difusión a un articulo de Chema Alonso que me ha encantado. Y me ha encantado porque habla de mujeres en el mundo de la informática en el más alto nivel y de como nuestras hijas pueden interesarse y descubrir un mundo en el que estamos inmersos y que la mayoría no conoce. 

Copio el texto integro:

“Tengo dos hackers. O mejor dicho, una Survivor que me hackea encontrando fallos de seguridad a los deberes de matemáticas que le pongo y un hacker que me cambió los ejes de coordenadas de mi vida en el momento en que la cogí en mis manos por primera vez. La pequeñaja, Mi Survivor, a la que ya tengo haciendo juegos con Stencyl en la academia Code Learn, me enseñó que si no me fijo en cuántas sumas y restas le pongo como deberes, puede convertir las restas —aburridas y difíciles— en sumas —alegres y sencillas para ella— con solo poner un palito vertical sobre el signo de restar. Mi mayor, Mi Hacker, me enseñó que la vida tiene más horizontes y caminos de los que sospechaba en un inicio.

Hoy en día, las dos aprenden tecnología, y la mayor mía está aprendiendo —justo ahora— cómo se escanea un servidor utilizando una distribución Kali Linux para buscar los servicios que ofrece, y cómo explotar las vulnerabilidades encontradas con Metasploit, y tomar acceso. Y está emocionada haciendo sus primeros scripts en Python. ¿Serán hackers? Pues no lo sé. Serán lo que quieran ser, pero si quieren ser hackers, tendrán el apoyo de “papaete” para ello, faltaría C++.

“En España tenemos una #FuturaHacker muy especial, porque es un personaje literario, que se llama Mara Turing”

Conmigo han tenido un modelo de lo que es un hacker, es verdad. Y lo han tenido cerca de ellas. Pero además les hablo de mujeres en ciberseguridad, grandes hackers en su trayectoria, con las que he tenido la suerte de trabajar con más o menos cercanía en mi vida profesional, que por suerte en España tenemos muchas y muy buenas.

Entre ellas, y por citar solo unas pocas, están Idoia Mateo o Andrea Lapique y sus trabajos en Cibeseguridad en el Banco Santander, Yaiza Rubio en Telefónica, que es la primera hacker española en dar una conferencia en la competitiva DEFCON, además de obtener la Cruz del Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Blanco, Silvia Barrera con su trabajo en la Policía en la lucha contra el cibercrimen, Selva Orejón, que se ocupa de solucionar casos de acosos, extorsiones y problemas de las personas en las redes sociales, Pilar Vila, una de las mejores analistas forenses de nuestro país, premiada internacionalmente, Marta Barrio, una pentester que forma a los pentesters del futuro, o Marta Beltrán, que ha sacado adelante el primer grado universitario de Ciberseguridad que se creó este país.

Además, en España tenemos una #FuturaHacker muy especial, porque es un personaje literario, que se llama Mara Turing. Es una niña a la que vemos crecer como hacker a lo largo de la trilogía de libros de Mara Turing, donde tiene que enfrentarse a Black Hackers, a cibercriminales y a todo tipo de aventuras. Así que mi mayor se leyó las aventuras de Mara Turing, y ha seguido motivada con este mundo que, por error, muchas veces algunos asocian solo a los chicos.

Y con estos ingredientes que tenemos, como diría el gran Alberto Chicote en su libro Cocina de resistencia, tenemos para hacer un buen potaje, así que aprovechando que muchas niñas están de vacaciones de verano, hemos decidido hacer un Concurso Literario Mara Turing para Futuras Hackers.

Y es muy sencillo. Se trata solo de que las niñas de entre 12 y 16 años escriban un relato de hasta 800 palabras en el que los protagonistas sean niñas, mujeres y hackers y lo envíen al buzón de Mara Turing en MyPublicInbox. Por supuesto, los papaetes y mamaetas deben ayudarlas en este proceso para que puedan conseguir los tempos y enviarlo.

Y es tan sencillo como eso, como escribir un relato de hackers que se envíe antes del 30 de julio para que pueda participar en el premio. Porque escribir bien, tener imaginación y narrar historias bonitas también es cosa de hackers. Los hackers son grandes lectores, como dije en mi entrevista en Zenda Libros que me hizo la gran Karina Sainz Borgo, pero también grandes escritores, que para escribir el futuro, aunque sea a base de código, también hay que contarle una historia… a la tecnología.

Pero lo mejor es el premio. Que sí, por supuesto que hay unos libros de Mara Turing para la ganadora, y para el segundo y tercer premio la novela thriller Jinetes en la tormenta, pero el gran premio no es ese.

El gran premio es para todas las participantes, que tendrán un encuentro con tres de esas grandes hackers, para poder preguntarles en una sesión privada online lo que quieran a Yaiza Rubio, a Selva Orejón y a Marta Barrio, porque no hay nada como estar cerca de ellas para tener buenos ejemplos de en qué consiste este trabajo.

Un concurso literario para niñas que serán hackers 5

Marta Barrio, Yaiza Rubio y Selva Orejón, las hackers que se reunirán con las #FuturasHackers para contarles su experiencia.

Por último, está claro que no queremos dejar a los niños y adolescentes en general fuera de este tipo de actividades, que también los necesitamos como #FuturosHackers. Es verdad que este es un concurso literario centrado en niñas, que es donde tenemos el verdadero problema de acercamiento al mundo STEM, sobre todo a partir de los 12 años, pero para los #FuturosHackers vamos a hacer otro concurso literario en el mes de agosto… y ahí me gustaría encontrarme yo con todos ellos en directo, así que que no se pongan tristes, que el futuro —de todos y cada uno de nosotros— está, aún, por hackear.” 15 Jul 2021, Chema Alonso  

Un concurso literario para niñas que serán hackers 6

78 / 100

Enlace permanente a este artículo: https://cluengo.es/un-concurso-literario-para-ninas-que-seran-hackers/

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido